La Madre Celestial y la Vida Eterna en los Últimos Días, profecía de la Biblia

19 enero, 2023
La Madre Celestial y la Vida Eterna en los Últimos Días, profecía de la Biblia

¿Ha escuchado sobre la Madre celestial en la Biblia?, ¿conoce las profecías que dan testimonio de Ella? A pesar de que el cristianismo es la religión más profesada en el mundo, son pocas personas las que han escuchado sobre la Madre celestial testificada en la Biblia. La mayoría de los cristianos están acostumbrados a llamar a Dios solamente como Padre celestial, mas no como Madre celestial. Entonces, ¿por qué piensan que Dios es masculino?

En Gálatas 4:26 Dios testifica que la Jerusalén de arriba, es la madre de todos nosotros. Ya que toda la Escritura ha sido inspirada por Dios, es verdad que “la Jerusalén de arriba” existe en el cielo. ¿A quién representa la Jerusalén celestial? A la Madre celestial. La palabra de Dios muestra que en el cielo existe la Madre de todos nosotros. Tales palabras se hallan en cualquier versión de la Biblia, y en cualquier idioma al que se ha traducido. Ahora confirmemos la existencia de la Madre celestial a través de la providencia de la creación y de las profecías en la Biblia.

 

La Madre celestial y la promesa de Dios en la Biblia

A lo largo de la historia las personas u organizaciones han creado diferentes pactos para el bienestar y armonía en cada entidad. estos pactos regulan las relaciones internas que rigen a cada sociedad. Así también en el mundo espiritual, Dios ha dado un pacto, una promesa a sus hijos. Por esta razón, en la Biblia se describe a los herederos de Dios como los hijos de la promesa. Entonces, ¿cuál es la promesa que Dios ha dado a sus hijos?

Gálatas 4:28 Así que, hermanos, nosotros, como Isaac, somos hijos de la promesa.

1 Juan 2:25 Y esta es la promesa que él nos hizo, la vida eterna.

La promesa de Dios para sus hijos, los que serán salvos, es la vida eterna. Todos los creyentes desean recibir esta promesa de Dios. sin embargo, no todos ellos son reconocidos por Dios como hijos de la promesa. Debido a que el pacto se realiza entre dos partes, en este caso Dios y su pueblo, existen requisitos que debe cumplir todo aquel que aspire recibir la vida eterna. Entonces, ¿qué requisitos deben cumplir los que heredarán la vida eterna?, es decir, ¿cómo pueden convertirse en hijos de la promesa? Para conocer la respuesta a esta interrogante es esencial investigar cómo es dada la vida eterna y quién la da.

Apocalipsis 4:11 Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.

Dios creó todas las cosas y puso su voluntad en cada una de ellas, ¿cierto?. Entre todo lo que Dios creó pensemos acerca de la vida y la voluntad de Dios puesta en ella. ¿Cómo reciben vida las criaturas que Dios hizo?, ¿de quién reciben vida? En el planeta existen aves del cielo, animales que corren en el campo y peces del mar, todos ellos reciben la vida a través de sus madres. ¿Y los seres humanos? Nosotros también recibimos la vida a través de una madre. ¿cuál es la voluntad de Dios al hacer que todo ser reciba la vida de sus madres? Definitivamente, la madre tiene un papel crucial en el nacimiento de la vida.

En la voluntad de Dios la función de dar a luz a los hijos es dada a las mujeres. Dios es todopoderoso. Él pudo haber dado este papel a los varones. pero no lo hizo así. ¿cuál es la razón?, ¿por qué nuestros ojos, corazón, brazos y piernas se forman en el vientre de nuestra madre? La razón es que Dios quiere mostrarnos que así como la vida física es dada por una madre física, la vida espiritual es dada finalmente por la Madre celestial. A través del nacimiento de la vida en esta tierra, Dios desea mostrarnos por quién será dada la vida eterna que Él prometió.

Por lo tanto, los hijos de Dios que reciben la promesa de la vida eterna deben tener sin falta a la Madre celestial.  Así como en este mundo cada ser recibió la vida de su madre, en el mundo celestial los hijos de la promesa que reciben la vida eterna, tienen sin duda alguna, a la Madre celestial que les da vida de acuerdo con lo testificado en la Biblia. La Madre celestial y la promesa de la vida eterna registrada en la Biblia son inseparables.

 

Dios Padre y Dios Madre crearon todas las cosas

Hasta este punto hemos visto la existencia de la Madre celestial a través de la providencia de la creación de Dios que hizo que la vida en esta tierra fuese dada por las madres. Ahora veamos cómo la Madre celestial aparece en la Biblia creando todas las cosas junto con Dios Padre. El libro de Génesis muestra a Dios como el Creador de la vida. Entonces Dios, ¿el gran Creador de la vida es sólo un único Dios?. si solo hubiera un Dios, él debería ser descrito siempre como singular. Veamos cómo Dios se describe a sí mismo.

Génesis 1:26 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.

Si Dios el Creador hubiera sido el único Dios Padre, habría dicho “Haré al hombre a mi imagen, conforme a mi semejanza; …”. Sin embargo, ¿por qué se utiliza la forma plural hagamos para Dios en lugar de la forma singular haré? Hagamos (conjugación plural), es una evidencia de que no solo existe Dios Padre. En el texto original de la Biblia, escrito en hebreo, para referirse a Dios se utiliza el sustantivo plural “Elohim”, que significa “Dioses”. En el siguiente versículo encontramos la razón por la que Dios se expresó a sí mismo en plural y no en singular.

Génesis 1:27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.

El hombre es obra de Dios, creado según la imagen masculina de Dios. ¿y qué dice la Biblia acerca de la mujer? La mujer también fue creada a la imagen de Dios. La mujer fue creada a la imagen femenina de Dios. ¿Cómo llaman a la imagen masculina de Dios? Lo llaman Padre nuestro, Dios Padre. Entonces, ¿quién es la imagen femenina de Dios? Y ¿cómo deberían referirse a Ella? Deberían llamarla Madre nuestra, Dios Madre. No obstante, la mayoría de los creyentes ignoran el significado de las palabras de Génesis e insisten diciendo que Dios es solo uno, el Padre. En cualquier versión de la Biblia Dios se refiere a sí mismo como nosotros. A pesar de ello las iglesias continúan diciendo que Dios el Creador es uno. ¿por qué insisten de esta manera? Esto resulta por varias razones. una de ellas es por causa de la falta de discernimiento al leer las palabras de Efesios 4. Veamos.

Efesios 4:5-6 un Señor, una fe, un bautismo, un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos.

Leamos con atención, ¿qué dice aquí? Un Señor, un Dios. ¿Será esto una evidencia de que solo hay un Dios? No es así. Observe con detenimiento la oración un Dios y Padre de todos. Es claro que Dios el Padre es solo uno. pero esto no niega la existencia de Dios Madre. Por ejemplo, las personas tienen un solo padre y una sola madre, el hecho de que exista un solo padre no excluye la existencia de la madre, ¿cierto? Lo mismo sucede con Dios. Dios el Creador de la vida es Dios Padre y Dios Madre. Definitivamente existe la imagen femenina de Dios, la Madre celestial revelada desde el primer libro de la Biblia.

 

La Madre Celestial aparece en el día postrero para dar la vida eterna

Ahora veamos como la Madre celestial aparece en los últimos días según las palabras de Jesús registradas en la Biblia. La Madre celestial ha de aparecer en el fin de los tiempos para dar la vida la vida eterna que Dios prometió. Acerca del momento en que Jesús dará la vida eterna, Él dijo:

Juan 6:39 Y esta es la voluntad del Padre, el que me envió: Que de todo lo que me diere, no pierda yo nada, sino que lo resucite en el día postrero.

Juan 6:40 Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquel que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.

Juan 6:44 Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.

Las palabras “le resucitaré en el día postrero”, significan ” le daré la vida eterna en el último día”. Hace dos mil años Jesús vino como el Dios todopoderoso. ¿por qué no les dio vida en ese momento? Jesús la pudo haber permitido a los que le creían en aquel momento. pero ¿por qué retrasó dar la vida eterna hasta el día postrero? Él dijo tres veces que les daría vida en el día postrero y lo enfatizó incluso por cuarta vez.

Juan 6:54 El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.

¿Por qué la promesa de Dios, la vida eterna es dada en el día postrero? Definitivamente Dios tiene una voluntad en ello. Investiguemos la razón viendo el último libro de la Biblia que describe las cosas que sucederán en los días finales.

Apocalipsis 19:7-9 Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado.  Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos. Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios.

El libro de Apocalipsis fue escrito aproximadamente en el año 100 d. C. y en él se encuentran las profecías de las cosas que sucederán en los últimos días. por lo anterior, “el Cordero” que aparece en este pasaje representa a Jesús que aparece en los últimos días, es decir, Jesús en su segunda venida. En este versículo dice que las bodas del Cordero ya llegaron y que la esposa del Cordero ya está preparada. El hecho de que exista la Esposa del Cordero son las palabras verdaderas de Dios.

En cuanto a “los bienaventurados”, los llamados al banquete de bodas. ¿quiénes son ellos? En la parábola del banquete de bodas que Jesús enseñó, “los llamados” son “los invitados”. Ellos son los escogidos por Dios que participan en el banquete de bodas celestial (Marcos 2:18-19). Si es así, ¿quién es la Esposa del Cordero que aparece aquí? De acuerdo a la trinidad, Jesús es Dios Padre. Entonces ¿cómo debemos llamar a la Esposa de Dios Padre? Dios Madre. Ella es nuestra eterna Madre celestial de la cual Jesús da testimonio a través de diferentes profecías en la Biblia.

Apocalipsis 21:9 Vino entonces a mí uno de los siete ángeles que tenían las siete copas llenas de las siete plagas postreras, y habló conmigo, diciendo: Ven acá, yo te mostraré la desposada, la esposa del Cordero. Y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios,

En esta revelación el ángel le dijo a Juan que le mostraría a la Esposa del Cordero. Lo cual muestra que definitivamente existe la Esposa de Jesús. Entonces ¿qué le mostró el ángel a Juan? Está escrito “me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto y me mostró la ciudad de Jerusalén”. Así, la Jerusalén celestial es revelada como la Esposa del Cordero. ¿quién será Ella para nosotros?

Gálatas 4:26 Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre.

Aquí la Jerusalén de arriba indica a la Jerusalén del cielo. ¿Qué relación tenemos con Jerusalén celestial? Ella es la Madre de todos nosotros, la eterna Madre celestial de quien todas las cosas y la Biblia dan testimonio. ¿A quiénes indilan nosotrs? Indican a los santos que serán salvos. por eso la Biblia los llama hijos de la promesa. Los hijos de la promesa que reciben la vida eterna sin duda son los hijos de la Madre celestial.

Gálatas 4:26-28 Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre […] hermanos, nosotros, como Isaac, somos hijos de la promesa.

La promesa que Dios ha hecho es la vida eterna. Los hijos de la promesa son los hijos de la Madre celestial de acuerdo a las enseñanzas de la Biblia. Es porque la vida eterna que Dios ha prometido es dada a través de la Madre celestial que aparece en el día postrero de acuerdo con las profecías de la Biblia. Quien desee ser hijo de la promesa, debe creer sin falta en la Madre celestial. los que no creen en Ella no pueden recibir la vida eterna de Dios, ni pueden ser parte de “nosotros”, que heredarán la salvación.

Así como en este planeta las personas necesitan de una madre para recibir la vida, en el mundo eterno de Dios las almas necesitan a la Madre espiritual para recibir la vida eterna. Reciba la vida eterna creyendo en la Madre celestial de quien la Biblia y todas las cosas creadas por Dios dan testimonio. Esperamos que usted también pueda aceptar a la Madre Jerusalén celestial, y que se convierta en hijo de ella, y reciba la salvación de acuerdo con la voluntad de Dios registrada en la Biblia.

La iglesia que cree tanto en el Padre celestial como en la Madre celestial es la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial. hoy mismo visítenos y tome un estudio bíblico. De esta manera, obtendrá la plena certeza de que existe nuestra eterna Madre en el cielo.

 

 

Publicación siguiente